Cómo viralizar cualquier cosa y "La ley de los pocos" - Destrivializando
16237
single,single-post,postid-16237,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

05 Feb Cómo viralizar cualquier cosa y «La ley de los pocos»

como viralizar

 

Algo que en la actualidad parece ser la nueva forma de difundir cualquier idea, planteamiento o noticia es la viralización.

Un virus es en términos biológicos y según la Wikipedia: “un agente infeccioso microscópico acelular que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos” y que “infectan todos los tipos de organismos”. Sin embargo un virus sin un medio sobre el cual poder transmitirse es menos que nada y necesita de ese factor.

Dejando a un lado la biología y centrándonos en las redes sociales y el marketing digital, en nuestro campo, un virus sería el contenido que generamos cada usuario u organización y que pretendemos difundir ya no tanto al mayor número de personas sino a aquellas que les pueda interesar y que en última instancia permitan que se siga propagando (Un amante de los animales no compartirá en su Facebook nada relacionado con la tauromaquia).

Es por eso que aunque “The content is King” según Bill Gates que razón no le falta, “The distribution is queen and she wears the pants in this house” replica Jonathan Perelman de BuzzFeed Enlace al vídeo .

distribution is queen

Es por tanto que podemos tener el mejor contenido de valor pero si no se difunde no “contagiará” a nadie, mucho menos se hará viral. Si bien en este caso entraría mucho a jugar una estrategia conjunta y sinérgica entre las diferentes redes sociales no es menos importante el tipo de usuario que está recibiendo el mensaje y cual veredicto estará entre share or not share (that’s the question).

Es por eso que voy a realizar una clasificación de los diferentes tipos de perfiles que juegan un rol importante a la hora de que algo se difunda, adaptando los tres tipos de usuarios que menciona Malcolm Gladwell en su obra “Tipping Point”, y que componen la llamada “Ley de los pocos.

 

Cómo viralizar contenido y la ley de los pocos

 La ley de los pocos afirma que las diferentes ideas, pensamientos o productos se difunden gracias a unos pocos individuos dentro de la sociedad que si bien no representan un número importante, inclinan la balanza a la hora de que algo se propague a una velocidad abismal o se pierda en el más absoluto ostracismo.

Y así nos encontramos con tres perfiles claramente diferenciados: Conectores, Mavens (Expertos) y Salesmen (Vendedores).

 

conectores             Conectores

 

Este tipo se caracteriza como su propio nombre indica por tener una gran cantidad de contactos, es decir, individuos que conocen a un gran número de personas pero no tan profundamente como llamarse amigos.

Lo importante de este perfil es el alcance al que pueden llegar ya no sólo dentro de un estrato de profesionales específicos o personas que comparten un Hobby sino en distintos estratos o capas.

conexiones

Este perfil hace que las ideas o productos populares en un sector o estrato de la población se propague a las demás y aunque no tengan la misma acogida por lo menos lleguen a personas de distinto perfil.

De esta forma cualquier contenido que queramos propagar deberá ir dirigido a conectores ya que en ellos está la llave para acceder a otros perfiles y público que directamente no nos siguen o no llegaríamos a través de nuestra audiencia actual.

Es por tanto que el contenido debe ser de tal naturaleza que pueda ser compartido por este usuario sin que tema por su reputación o imagen dentro de otro estrato.

¿En qué redes encontrarlos?

Este perfil es usuario de todas las redes sociales inclinándose más por aquellas a las que dedique sus actividades o hobby.

Podemos encontrarlo en Facebook compartiendo una foto donde sale con sus compañeros de fútbol y a la vez observando que asistirá a un evento en ayuda de perros abandonados en su ciudad. Pero si nos vamos a su Linkedin nos damos cuenta que trabaja en un banco pero ha hecho diferentes cursos sobre oratoria o comunicación no verbal por ejemplo.

 

  maven          Mavens (Expertos)

 

Los mavens serían aquellos usuarios que tienen un interés específico en algún campo ya sea: tecnología, videojuegos, lectura, fitness o simplemente sobre viajes y turismo.

Este perfil reúne una cantidad de conocimientos sobre la materia que algunas veces puede llegar a sobrepasar a los propios profesionales. El maven no sólo sabe cuál es el mejor modelo de Smartphone del mercado sino, qué componentes tiene, en qué versiones se vende, dónde lo podemos encontrar más barato o todas las características técnicas de la cámara.

maven experto

Este usuario no sólo aglutina una cantidad desmesurada de información contrastada, si no que le gusta ayudar a sus compañeros y conocidos aconsejándoles sobre qué modelo debería adquirir de un producto determinado.

Esto no acaba allí, sino que además de dar una opinión objetiva tiene el poder suficiente como para influir sobre aquellas personas a las que resuelve dudas, estaréis conmigo que ponemos toda nuestra atención sobre algo que nos va a solucionar un problema y además nos puede ahorrar más de una decepción.

Confeccionad un contenido del cual los mavens puedan alimentar su apetito de información y puede que consigáis no solo un seguidor si no el mejor vendedor posible.

¿En qué redes encontrarlos?

Su búsqueda de información y fuentes contrastadas le hacen ser lector de varios blogs relacionados con el tema que le interesa, sigue a referentes y prescriptores, usa twitter para compartir su conocimiento e interactuar con otros usuarios y frecuenta foros especializados.

 

vendedores      Salesmen (Vendedores)

 

Por último tendríamos a los salesmen. Estos perfiles ya no se centran en la calidad de su conocimiento ni de si pueden difundir un mensaje en diferentes estratos de una red social.

Los vendedores pueden hacer que el mensaje, la idea o planteamiento que ellos tienen lo asimiles y te convenza con una facilidad que ningún otro puede. No necesita tanta información ni fuentes fidedignas como el maven ni tampoco de una agenda abarrotada con nombres hasta la Z como el conector.

vendedores

Dicho esto, entonces, ¿cómo lo consiguen?. Si bien, nada está totalmente claro acerca de la causa, se puede asociar este don a su forma de comunicar. Es decir, cómo logra conjuntar el qué dice con el cómo lo dice.

Traduciendo todo esto al idioma «redes sociales», sería un perfil donde las publicaciones son personalizadas y con un toque personal que puede ser identificado muy bien por la audiencia.

¿En qué redes sociales encontrarlos?

Un ejemplo claro serían todos aquellos Instagramers o youtubers que se especializan en una temática específica como son el fitness o los videojuegos. Con un número aceptable de seguidores de calidad se podría estudiar la posibilidad de contratarlos como imagen para tu marca, de esta forma tendríamos a una persona que crea contenido y que sus seguidores atienden pudiendo asociarlo con tu imagen de marca.

Gracias por leer.

No hay comentarios, sé el primero :)

Dejar un comentario